Home Historia Historia de la Hermandad
Indice del artículo
Historia de la Hermandad
Historia 2
Historia 3
Todas las páginas

  

 

Notas históricas de la Pontificia y Muy Antigua Cofradia de Nuestro Padre Jesus Orando en el Huerto y Maria Santisima de los Desamparados (Antigua Concepción) de la M.N. y L.C. de Velez-Malaga

JOSÉ DAMIÁN IRANZO LISBONA  Licenciado en Historia del Arte 

     La Pontificia y Muy Antigua Cofradía de Ntro. P. Jesús Orando en el Huerto y María Stma. de los Desamparados (Antigua Concepción), es fruto de la fusión que se llevo a cabo en 1.949 entre las Cofradías de Ntro. P. Jesús Orando en el huerto y María Stma. de los Desamparados. 

            Ambas Cofradías tenían una historia muy rica y extensa antes de llegar a su fusión; y ambas, y son contadas las excepciones, tuvieron la suerte de salvar sus Sagradas Imágenes Titulares de las distintas guerras y revoluciones que en Vélez-Málaga se sucedieron.

            La talla de la Virgen de los Desamparados es una de las joyas que posee la imaginería procesionísta veleña; y aunque su rostro, varias veces restaurado, no pueda estilísticamente decirnos mucho, sin embargo los documentos nos llenan las lagunas de su dilatada historia.

            En efecto, varias etapas definidas y documentadas hay en el devenir histórico de la Cofradía de la Virgen, y dos advocaciones ha tenido la misma imagen a lo largo del tiempo.

            Cuando en 1.683 el Rvdo. P. Fr. Alonso de Torres, cronista oficial de la Seráfica Provincia de Granada, en su obra “Crónica de la Santa Provincia de Granada” describe la iglesia del Real Convento de Santiago de Vélez-Málaga, nos da la ubicación exacta donde se encontraba la capilla de la Concepción: “...siguese entre otras capillas la de la Concepción, cuya Cofradía esta confirmada por Autoridad Apostólica, como refiere el Reverendisimo Gonzaga, citando las letras originales, que oy se hallan en su archivo de Antonio, cardenal, del titulo de los santos quatro Coronados. Dadas en Roma a veinte y quatro de octubre del año segundo del pontificado de Paula III.” (1). La citada ubicación, y siguiendo la mencionada descripción que contempla las importantes obras que se realizan en la iglesia desde 1.609 a 1.618, no es otra que la que ocupa en la actualidad su propia Cofradía; es decir, la Pontificia y Muy Antigua Cofradía de Ntro. P. Jesús Orando en el Huerto y María Stma. de los Desamparados.

            Como observamos, de la Cofradía de esta capilla nos habla más de un siglo antes el Rvdo. P. Fr. Francisco Gonzaga (Ministro General de la Orden Franciscana) en su obra “De Origine Seraphice Regulae Franciscanae”, publicada en Roma en 1.587, cuando al tratar la historia de la “Provincia Granatensis” y en el capitulo dedicado a “De conventu S. Francisci sive S. lacobi prope Velezium. Conv. XII”, nos dice que fue confirmada como tal por el Pontífice Paulo II, en 1.536: “...In huius chartophylacio invenire licebit origi/nales illust. Antonii tit. SS. Quatuor Coronaturû literas, datas Romae 24. Octobris, Pon/tific. Pauli 3. anno 2. quibus Conceptionis B. Virgines Confraternitas in altero eius sa/cello erecta, simulatq; à confratribus condita ex apostolica authoritate confirmatur.” (2).

            De este mismo año de 1.536 se conservan dos textos de la escribanía de D. Sebastián de Toledo. Uno, fecha 19 de Marzo, es un “Acta de la Cofradía de la Concepción” (3):

            “En la noble e leal cibdad de Vélez-Málaga en diez y/ nueve días del mes de marzo año del nacimiento de/ nuestro Salvador Iesu cristo de mil quiniento e treinta/ e seis años en presencia de mi el escribano público e testigos/ de yuso ecriptos estando en el monesterio del Seráfico/ San Francisco de esta cibdad se juntaron el capitán / Luis de Paz y el Bachiller Juan de la Corte y Juan de Santacruz escribano público (...) y Juan Muñoz/ de Alarcón y Alonso de Baeza y Lucas de la Fuente y Alonso/ Cano, labrador, y Alonso de Lucena y Pedro Fernández de Jaén, vecinos de estas cibdad todos/ como hermanos y cofrades de la cofradía de Nuestra/ Señora de la Concepción nuevamente por ellos orde/nada por sí y por los otros hermanos de la dicha/ cofradíaque están escritos y nombrados por cofrades/ de la dicha cofradía y platicaron los dichos/ hermanos que su voluntad era que la dicha cofradía/ y misas que se han de decir en loor y alabanza/ de Nuestra Señora de la Concepción así su santo día/ como las cinco fiestas principales de Nuestra Señora / y los sábados de cada mes que se han de decir/ en el dicho tiempo se celebren e digan en el dicho monestereio/ del Señor San Francisco e non en otra por que esa es/ su voluntad así de los susodichos como de los otros/ hermanos de la dicha cofradía y platicaron sobre/ quién habría de ser alcalde e mayordomo de la dicha/ cofradía este dicho año y eligieron e nombraron/ de una conformidad por alcalde al dicho capitán Luis/ de Paz e por mayordomo a Fernán Diañez hermano/ de la dicha cofradía que estaba presente el cual hizo/ la solemnidad y juramento que de derecho se requiere, y los/ dichos hermanos por si y por los otros hermanos les dieron/ e otorgaron poder cumplido bastante e lleno segun/ que de derecho se requiere dar e otorgar al dicho Fernán/ Diañez para que pueda entender en todos los negocios/ y pleitos tocantes a la dicha cofradía...”

            El otro, del 4 de Mayo, en el que D. Francisco de Roa hace “...donación de la cera de una colmena a D. Fernán Diañez, mayordomo de la Cofradía de la Concepción, para que se gasten en las misas que se han de decir en el monasterio de San Francisco en alabanza de Ntra. Sra. de la Concepción.” (4). Del extenso texto se puede entresacar lo siguiente:

            “Sepan cuantos esta carta de donación vieren como yo Francisco/ de Roa vecino que soy en la noble e leal cibdad de Vélez-Málaga/ digo que por cuanto yo tengo en Gelo término de esta cibdad/ un sitio de colmenar y en él tengo ciertas colmenas/ y porque mi voluntad es que la cera de dicho col/menar se obiere se gaste e destribuya/ en el monesterio de señor San Francisco de esta cibdad en las/ misas que se han de dar en el dicho monasterio en loor/ e alabanza de Nuestra Señora de la Concepción los/ hermanos e cofrades que se han juntado en hermandad/ e cofradía de la dicha Concepción y en el dicho monesterio/ por tanto otorgo e conozco de mi propia y libre/ voluntad que hago gracia e donación pura e perfecta e no/ revocable para agora e para siempre jamás/ a Fernán Diañez mayordomo de la dicha cofradía/ de la cera que se obiere del dicho colmenar porque la/ miel que da es para mi, para que la dicha cera/ la gaste e distribuya el dicho Fernán Diañez/ o el que fuere mayordomo de la cofradía en las/ misas que se han de dar en el dicho monesterio de San/ Francisco de Nuestra Señora de la Concepción en las/ otras misas que se dixeren por los hermanos de la/ dicha cofradía y en el dicho monesterio e yo me obligo/ de procurar el dicho colmenar e de lo tratar/ uso del colmenar e de mandar e dar al/ dicho Fernán Diañez o al mayordomo que fuere/ de la cera que se obiere del dicho/ colmenar para que se gaste como dicho es (...)/ que yo haya fallecido doto e hago dotación del dicho/ sitio e colmenar con las colmenas que tuviere/ al mayordomo que es o fuere de la dicha cofradía/ de Nuestra Señora de la Concepción .../... de lo cual otorgué la/ presente ante el escribano público e testigos de yuso escriptos que es fecha/ e otorgada en la dicha cibdad de Vélez-Málaga en/ cuatro días del mes de mayo año del nacimiento de Nuestro/ Salvador Iesu Cristo de mil quinientos e treinta seis/ años. Testigos que fueron presente a lo que dicho es francisco Gil/ labrador e Alonso de Cardona e Alonso de Baeza vecinos de Vélez/ que porque dixeron que no sabían firmar rogó a uno de los/ dichos testigos que lo firmasen...”.

            Ambos textos ubican la sede de la Cofradía en el “monesterio del señor San Francisco de esta Ciudad”, donde se reunen “como hermanos y cofrades de la cofradía/ de Nuestra Señora de la Concepción”. También se observa que los hermanos ostentaban empleos de capitán, bachiller, escribano o labrador. Pero quizás lo más relevante es que en el “Acta” se habla de una reorganización de la Cofradía “...nuevamente por ellos ordenada por si y por los otros hermanos de la dicha cofradía...” 

            En efecto, el origen de la Cofradía de la Concepción es más antiguo, vinculado a la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos, y con acta de nacimiento en las Ordenanzas que dio el bachiller Juan Alonso Serrano a la Ciudad de Vélez-Málaga: “Primeramente, en las casas de cabildo e ayunta/miento de la dicha ciudad a de aver una Imagen/ de Ntra. Señora, en el lugar más conveniente don/de todos los q al dicho cavildo vinieren y entraren/ hagan primeramente oración y reverencia.” (5).

            Las antiguas Casas Capitulares se arrasan en 1.553, cuando se recibe Real Provisión para que se hagan nuevas casas de cabildo (6), pero no se acometen las obras en serio hasta 1.563 (7), dándose por finalizadas las mismas en 1.597 (8). De todas formas “el lugar más conveniente” que escogieron para Ntra. Sra. fue dentro de un cubo de la muralla, a la entrada de la Puerta Real, frente a la Plaza y la altura y contiguo al tercer cuerpo de las Casas de Cabildo. 

            Sin duda el lugar era privilegiado y de excepción. Pero no se tuvo en cuenta la proximidad de unas termas o baños musulmanes que allí existían, y que quedan reflejados en las descripciones que dan de los Libros de Repartimientos varios autores malagueños que estudian los mismos a principios de los años 30 de nuestro siglo (9): “Baños, no hay ninguno en la ciudad si no es el que está en la casa de Fernando Zafra, de que le hicieron merced”. (10). Aclara lo anterior el siguiente párrafo: “Al folio 42, vuelto este otro asiento fechado: El 24 de marzo de 1.489 casa, dentro en la ciudad en que solía estar Gonzalo de Cortinas (repartidor) se dio e señalo a Fernando de Zafra (secretario) e tomó la posesión de ella en su nombre Rodrigo de Alcazar, escribano del repartimiento de Málaga e diose e señalose en la manera siguiente: Del arco de la calle adentro e con los baños que salen a la plaza e con lo que queda encima, e con el corral del anoria, e con todas las pertenencias de las dichas casas e baños tenían, e según que sus altezas le tienen mandado por los capitulos: testigos Luis de Mena, alcaide de Competa e Mosen Talavera e Antón Bernal.” (11). Y lo corrabora lo siguiente: “Al  folio 91 del libro se encuentra copiado este importante documento: Relación de las casas de dentro de la ciudad de Vélez-Málaga, e comenzó el registro de las dichas casas dende la Puerta de Antequera...”, “...Otra casa, adelante desta, que es de Fernando de Zafra, con ciertas casillas que están de la puerta adentro y con los baños que salen a la plaza. E son estas casillas que tiene en una callejuela de entrada un arco. Nota del copista: Quizás el arco sea el que aún existe y es la entrada de la ciudad antigua por la plaza, llamado hoy de real de la villa, en cuyo caso la casa de Zafra sería detrás de la casa del Ayuntamiento viejo y los baños una parte de este, o donde está el retablo de los Desamparados; se podría reconocer si como sótanos o sirviendo de aljibe se conservan estos baños únicos que existían en la ciudad moruna.” (12).

            Todo lo anterior ocasiono unos problemas “de humedad”, que aún se sigue padeciendo, y que llevo a la Cofradía de la Concepción a la duplicidad de Sede; ora en la Plaza, ora en la Iglesia del convento franciscano.

 



 
Patrocinadores
Ibip
Instalación de Gasolineras. Centros de Lavado. Centros Autorizados para Rent-Car. Servicio Técnico de Electricidad y Fontanería. Construcción en General. Reformas de Viviendas. Proyectos Generales. Diseños Integrales a 3D.Instalación de Puntos Limpios
Ibip
Instalación de Gasolineras. Centros de Lavado. Centros Autorizados para Rent-Car. Servicio Técnico de Electricidad y Fontanería. Construcción en General. Reformas de Viviendas. Proyectos Generales. Diseños Integrales a 3D.Instalación de Puntos Limpios